viernes, 15 de junio de 2012

Canciones V (y fin)


¡Y finalmente alcanzamos el top 10! Debido a que estoy en periodo de exámenes, no he estado muy prolífico últimamente. Y lo que me queda. Pero al menos dejo esta lista ya cerrada y puedo hablar de otras cosas. Y mis diez canciones favoritas son (drum roll)…
10.- Seven Nation Army, de The White Stripes
Sin duda, el riff más conocido de este siglo. Todos hemos tarareado esta canción al menos una vez. Pero es que además de ese archiconocido riff, la canción es brutal: todo lo que los White Stripes supusieron para el rock encapsulado en cuatro minutos. Y qué solo…

9.- La chica de ayer, de Nacha Pop
Una de las mejores canciones de la historia del pop en España. He crecido con ella, y sigue siendo parte de mi banda sonora vital. Antonio Vega era un genio: tiene otras dos canciones que podrían estar en esta lista (Lucha de Gigantes y El Sitio de mi Recreo).

8.- Segundo Premio, de Los Planetas
A mí no me gustaban Los Planetas. Juro que no. Pero entonces escuché Segundo Premio. Ya sí que era irreversible. Cambiaron mi percepción del pop radicalmente, y me adentré definitivamente en el mundillo del Indie. Y no ha cambiado nada: aún es de esas canciones que, en cuanto suena, dejo todo lo demás para sacudir la cabeza al ritmo de la poderosa batería de Erik.

7.- Snow ((Hey Oh)), de Red Hot Chili Peppers
Y de una de las últimas incorporaciones a la más antigua que recuerdo. Era yo un enano cuando entre mis amigos y mi hermano mayor me engancharon a Red Hot Chili Peppers. Cuando sacaron el Stadium Arcadium y escuché esta canción, me enamoré al instante. Y aún hoy sigo alucinando con la exhibición que hace John Frusciante en la guitarra y la suavidad de la melodía, con ese final lleno de energía. Me encanta.

6.- Hurt, de Johnny Cash
En el caso de Te debo un baile, puse tanto la versión original como el cover. En este caso no hace falta la original: Johnny Cash hizo suya por completo esta canción sobre la culpa. Te encandila desde la primera escucha, pero crece conforme pasa el tiempo. Brutal.

5.- Flaca, de Andrés Calamaro
Volvemos a ponernos moñas. Esta canción nos unió mucho a cierta personita y a mí durante un caótico viaje de estudios a Madrid. No paraba de sonar en la radio. Han pasado muchos años, y ahora la personita y yo somos pareja. Escucharla nos recuerda otros tiempos, mucho peores, desde luego, pero también la suerte que tenemos de estar juntos. Una preciosidad del genio Calamaro.

4.-You Can’t Always Get What You Want, de The Rolling Stones
Pues, para ser sincero, creo que esta canción es mi favorita del rock and roll. Mucha gente tiene algún momento o algún tema del que dice: “esto es el rock and roll”. Para mí, es este. Se acaban los sesenta, se acaba la fiesta, se acaba la revolución y pocas cosas han cambiado… pero ya se sabe: no siempre se consigue lo que se quiere.

3.- El rocanrol de los idiotas, de Joaquín Sabina
Don Joaquín tiene un lugar importante en mi corazón, sólo superado por otro cantautor del que os hablaré en seguida. A mí me gustaban más Y Sin Embargo y Más de Cien Mentiras, pero es que este tema lo tenía olvidado en algún apartado rincón de mi memoria. Lo volví a escuchar hace cosa de año y medio y me sedujo por completo. Tiene algunas de las mejores frases de Sabina y está arreglado y producido con esmero. No puedo tirarme más de una semana sin escucharla.

2.- Tangled Up In Blue, de Bob Dylan
Con una diferencia abismal, mi artista favorito de todos los tiempos. Conecto con su música a tantos niveles, de tantas maneras… y además con música de casi todas sus épocas. Pero esta canción es la más especial: en Blood On The Tracks alcanzó su techo como contador de historias, y Tangled Up In Blue es el mejor ejemplo. Amor, abandono y búsqueda a través de unos EE.UU. que siempre lucen mejor cuando él los retrata. Una joya.

1.- Wish You Were Here, de Pink Floyd
No hay adjetivos para describir esta canción. Se define sola. Aunque la historia que hay detrás sea sobre el pobre Syd Barrett, cada persona le da un significado distinto, la relaciona con personas distintas o momentos diferentes de su vida (como con todas las grandes canciones). Es la única canción que me supera por completo: la escucho y mi cuerpo y mi mente se divorcian, me atacan los escalofríos mientras recito la letra. Es la única.

Y fin. Esas son mis cincuenta canciones favoritas en este momento de mi vida. Espero que os haya gustado mi lista y que no se os haya hecho muy pesada. Gracias por leerla. Un abrazo.

3 comentarios:

  1. La chica de ayer, un temazo. Sin lugar a dudas, pasan los años y cada vez me gusta más.
    (Hay otras que también me gustan de las que has ido poniendo, pero es que esa me encanta...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te he visto por Twitter =) A ti te habrá gustado la sección moñas, ¿no? XD

      Eliminar